Tres en uno

Si nos imaginamos el suelo tapizado de nuestra pelvis por estos músculos que van desde el pubis hasta el cóxis y lateralmente hacia los isquiones, es fácil visualizar los orificios de la vagina y el ano interrumpiendo esa alfombra fibrosa, ¿verdad? A veces se nos olvida que también tenemos un tercer orificio: ¡la uretra!

Te proponemos el siguiente ejercicio: imprime esta imagen, respira… y colorea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *